Exhibición de Caris LeVert con 51 puntos para vencer en Boston

Escrito por: Redacción Marzo 04, 2020 158

El escolta de Brooklyn firmó 37 de sus 51 puntos entre el último cuarto y la prórroga.


Impresionante lo que ha hecho Caris LeVert esta noche en el TD Garden. Pasados tres cuartos del partido Brooklyn perdía por 17 puntos. En esos momentos el escolta estaba realizando un discreto partido de 14 puntos mientras todos daban por hecho que iba a llegar la quinta derrota consecutiva para los Nets. Entonces… LeVert explotó y Brooklyn remontó hasta ganar 120-129.

En una de las mayores exhibiciones que se recuerdan en la historia de la NBA, este chico de 25 años firmó 37 de sus 51 puntos totales entre el último cuarto y la prórroga; es más, en el tiempo extra los 11 puntos de los neoyorquinos llevaron su nombre. LeVert dejó a los Celtics con la boca abierta. En los últimos 17 minutos de juego los verdes hicieron 36 puntos; LeVert 37.

“La canasta se veía tan grande es esos momentos… Conseguí algunas bandejas sencillas llegando hasta el aro. Solo intentaba leer bien el juego”. Y vaya si lo hizo… En lo que Kevin Durant definió como una obra maestra, LeVert entró en la historia de la NBA al ser el jugador que más anota entre un último cuarto y prórroga en los últimos 20 años. Tras él quedan los 34 puntos que consiguió Latrell Sprewell en enero de 2002.

Con 51 puntos totales, LeVert se quedó a solo tres del récord de la franquicia, el cual estableció Kyrie Irving el 31 de enero de este año con 54 puntos frente a Chicago Bulls. La enorme actuación del escolta ayudó además a que los Nets cerrasen gigantesco último cuarto de 51 puntos, el cual supone el récord de anotación de la franquicia en un cuarto. “Es realmente difícil incluso comentarlo. Estoy tratando de procesarlo, 51 puntos en el último cuarto contra un equipo así”, comentó al acabar la noche Kenny Atkinson, técnico de los Nets
Boston, sin Tatum

Los Celtics, que sufrieron su segunda derrota consecutiva, no pudieron contar anoche con Jayson Tatum por enfermedad, mientras Gordon Hayward solo pudo disputar la mitad del encuentro por problemas en la rodilla derecha. En ausencia de ambos el máximo anotador del equipo fue Jaylen Brown con 22 puntos. Kemba Walker, quien regresaba tras cinco partidos de baja, se fue hasta los 21 puntos. Todo insuficiente para detener el vendaval de Brooklyn.

“A veces las cosas no salen bien y el otro equipo se siente realmente bien y acabas sintiendo que tienes todo el peso del mundo sobre tus hombros a la hora de cerrar el partido. Normalmente te recuperas de eso con tu esfuerzo… Hoy no conseguimos que fuese así. Así que merecíamos perder”, sentencia Brad Stevens.

Información adicional

  • Fuente:: nbamaniacs
Valora este artículo
(1 Voto)
Ad Sidebar