5 curiosidades de Gladiator, una de las mejores películas de la historia

Escrito por: Redacción Mayo 06, 2020 75
||||| ||||| |||||

Esta semana hace 20 años que llegó al cine una de las mejores películas de la historia: Gladiator. Lo cierto es que el rodaje fue uno de los más peculiares que se recuerdan. Cuando se empezó a rodar la película el guión apenas tenía 21 páginas; el resto de la trama se fue construyendo sobre la marcha.

Mel Gibson no aceptó el papel de Máximo

La primera opción para interpretar a Máximo, el protagonista de Gladiator, no fue Russel Crowe sino Mel Gibson. Sin embargo, rechazó el proyecto por «El patriota». Luego le propusieron el papel a Crowe, quien tampoco lo tuvo demasiado claro en un principio. Por suerte, aceptó y dio vida a uno de los personajes más icónicos del séptimo arte.

¿Los tigres eran reales?

Una de las preguntas que se han planteado muchos espectadores es la de si la escena en la que aparecen cinco tigres los animales son reales. Pues bien, lo cierto es que sí. Para evitar cualquier tipo de percance había un domador con dardos tranquilizantes detrás de las cámaras

El atrezzo se hizo en tiempo récord

Fueron los propios miembros del equipo quienes se encargaron del montaje de decorados, armaduras y trajes. Hicieron un total de 100 armaduras de acero, 27.500 piezas para armaduras y 550 armaduras de poliuretano, ¡en sólo 3 meses!

¿Dónde se rodó?

Gladiator se rodó en diferentes lugares de Malta, Marruecos, Italia y Reino Unido. El Coliseo que aparece en la película está en Malta y es una réplica del original. Únicamente fue necesario construir un tercio del anfiteatro, y el resto se incluyeron de forma digital.

Los gazapos

Y, por último, del mismo modo que otras muchas películas, Gladiator incluye algunos gazapos. En la escena inicial aparece un miembro del equipo en vaqueros. También hay un momento en el que Rusell Crowe yace en la arena sobre un flotador.

Valora este artículo
(0 votos)