Prepara tus propias salsas caseras

Escrito por: Redacción Marzo 18, 2019 154

En plena guerra contra los procesados, te ofrecemos cuatro ideas para realizar en tu cocina estas sabrosas salsas que, en su versión industrial, suelen contar con la presencia de distintos conservantes y, en función de la que sea, ingredientes concentrados en lugar de naturales (como es el caso del tomate y el kétchup)..

KÉTCHUP

1 kg de tomates maduros
½ vaso de azúcar
½ vaso de vinagre blanco de manzana
1 pimiento verde
1 cebolla
Sal
4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen
Clavo en polvo (opcional).

 
  1. Lavar, pelar y trocear los tomates, cebolla y pimiento
  2. Añadir las verduras a una cazuela con el aceite de oliva. Agregar el azúcar, el vinagre y las especias
  3. Cocinar a fuego lento durante 45 minutos
  4. Triturar con la ayuda de una batidora y verter el puré caliente en tarros de cristal previamente hervidos
  5.  Conservar en el frigorífico

MOSTAZA

  • 50 g de semillas de mostaza blanca
  • 50 ml de agua
  • 80 ml de vino blanco
  • 1 cucharada sopera de melaza
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 pizca de sal.
  • Disponer todos los ingredientes en un bol
  • Cubrir con papel film y reservar durante 36-72 horas en el frigorífico para que maceren las semillas de mostaza
  • Triturar con la ayuda de una batidora
  • Verter la mostaza en uno o varios frascos herméticos y conservar en la nevera.

SALSA BARBACOA

  • 1 kg de tomates
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 1 cucharada de miel
  • Aceite de Oliva
  • 1 cucharada de harina
  • 2 cucharadas de vinagre
  • Sal
  • Orégano.
  • Lavar, pelar y trocear los tomates
  • Picar los dientes de ajo y las cebollas y dorar en una cacerola con un poco de aceite de oliva
  • Agregar los tomates y el resto de ingredientes y cocinar a fuego lento durante 40-45 minutos
  • Triturar con la ayuda de la batidora
  • Si quedase demasiado líquida, añadir más harina de forma progresiva y cocinar lentamente durante 5-10 minutos más.

MAYONESA

  • 1 huevo
  • Aceite de girasol
  • Sal
  • Unas gotas de vinagre / jugo de limón.
  • Cascar el huevo poner en el vaso de la batidora
  • Cubrir con cuatro dedos de aceite de girasol
  • Añadir una pizca de sal y unas gotitas de vinagre o zumo de limón
  • Pasar por la batidora, sin levantarla del fondo del vaso, para que ligue y se monte la crema.
Valora este artículo
(0 votos)