Los Sony 1000X M3 son los mejores auriculares con cancelación de sonido

Escrito por: Noviembre 23, 2018 63

Todos estamos ya más que acostumbrados a usar auriculares. El consumo de música se ha normalizado y convertido casi en ruido de fondo para cualquiera con un smartphone y no hace falta ni bajársela, que ya se sincroniza gracias a Spotify u otros servicios de streaming por el estilo. Pero sigue habiendo un problema.

No es ya una cuestión de calidad de sonido, pues cualquier par de cascos te da un volumen y calidad suficiente, incluso en los auriculares que vienen con un iPhone o un Samsung. Pero aislarse del mundo para ir cómodo sin tener que reventarse los tímpanos con Rosalía al volumen más alto sigue sin ser siempre prosible. Ahí entran auriculares como los Sony 1000X M3 con tecnología de aislamiento.

Lo que en el mundo de la tecnología se llama 'cancelación de sonido' viene a ser justamente eso: un sistema que anula el exterior y te deja sólo con la música o los diálogos de la serie que estás viendo. Y aunque Bose, Audio Technica, Bowers & Wilkins y otras muchas marcas incluyen esta idea, creo que los auriculares de Sony son los que mejor aúnan comodidad, calidad de sonido y aislamiento.

Llevo más de un mes usando a diario los 1000X M3 y, más allá del nombre impronunciable que tienen cuando le explicas a alguien qué auriculares llevas, no tengo quejas con ellos. Son bonitos, son ligeros, se escuchan bien y su batería me dura una semana de uso continuado.

Normalmente los llevo en el metro y en la calle, de camino al trabajo; pero cuando más he agradecido su tecnología de cancelación de sonido ha sido en los aviones, cuando me toca moverme por trabajo fuera de España; o cuando cojo un tren de alta velocidad para ir a algún punto de la península.

Si te fijas un poco cuando te pillas vacaciones y viajas al extranjero, verás que mucha gente utiliza auriculares por el estilo y la razón es siempre la misma: no se te calientan ni cansan las orejas tras varias horas con ellos puestos y convierten en un susurro de fondo el sonido de los motores que te están llevando por los aires en un gigantesco pájaro de metal.

Los 1000X M3 de Sony son una versión algo más avanzada de los M2 que ya están en el mercado (y que empiezan a estar muy rebajados ahora que ya no son la punta de lanza de la compañía) y su principal ventaja es que son más ligeros. Sacrifican un poco de batería en el proceso y la construcción es algo diferente, pero en el fondo, son los mismos auriculares con mejor sonido y aislamiento más potente.

Están pensados para sincronizaros por bluetooth con el móvil o la tablet, aunque se pueden conectar a cualquier otro cacharro, como una Nintendo Switch, con el cable que viene incluido y que termina en el tradicional jack de 3,5mm de toda la vida. Para que insonoricen de verdad, necesitan estar encendidos, así que aunque funcionan por cable sin gastar batería, lo suyo es que siempre los lleves cargados y dispuestos para cumplir su papel.

Como todos sus competidores, son unos auriculares caros. A 350 euros el par, sólo los usuarios más obsesionados con escuchar la música, las series o las películas sin casi ruido de fondo en su día a día estarán dispuestos a pasar por el aro; pero si te decides a dar el paso, creo que te dejarán más que satisfecho.

Es verdad que llevar las orejas tapadas en verano no es una buena idea y que los controles táctiles en lugar de por botones son un fallo de diseño de los 1000XM 3, pero cumplen a la perfección con las funciones para las que han sido diseñadas: no escuchar nada que no proceda de tu móvil.

Valora este artículo
(0 votos)
Abraham Santamaría

Ing en sistemas, Programador Web, Analista de Sistema, Comunicador y amante del conocimiento

www.prowebrd.com